¿Puedo dar mis tomates perro?

¿Puedo darle a mi perro tomates?Tomates

son uno de los alimentos más populares y saludables de la naturaleza. No es de extrañar que los dueños de perros se preguntan acerca de la seguridad y la conveniencia de la alimentación de sus amigos peludos este fruto rojo de baya.

La mayoría de los perros les gusta morder un tomate jugosa. Te alegrará saber que Fido se pueden beneficiar de los aspectos nutritivos. Dicho esto, también hay que tener en cuenta que las frutas solanáceas a veces pueden ser tóxicos para los animales domésticos.

Estos hechos parecen contradictorios, creando confusión en relación con el consumo canino tomates. Vamos a sopesar los pros y los contras, por lo que tendrá una comprensión clara sobre este tema jugosa por el bien de su perro.

¿Puedo dar a mi perro un tomate? Respuesta: Si, sólo madurado

No hay nada perjudicial sobre de vez en cuando la alimentación de ellos en forma madura. Sólo hágalo con moderación.

Parte del consumo de tomate maduro en realidad podría ayudar a su perro a vivir una vida más feliz y saludable. Esto supone que no tienen ningún problema después. Los perros que sufren ya sea una reacción alérgica o, más comúnmente, problemas digestivos tales como diarrea después de comer tomates probablemente debería mantenerse alejado de ahora en adelante.

Beneficios para la salud de los tomates

Los tomates podrían ser de beneficio para los perros, proporcionando una defensa contra el cáncer y muchas otras enfermedades degenerativas. Al igual que otras frutas de color rojizo como sandía y la papaya, los tomates contienen licopeno.

Los tomates son también una gran fuente de vitaminas, especialmente vitamina C, y una variedad de antioxidantes. Estos elementos pueden faltar en la comida para perros que usted está proporcionando.

El beta-caroteno en los tomates promueve la buena salud. No hay razón para que esto no puede aplicarse, al menos en teoría, a los perros también. Esto no quiere decir que usted debe alimentar a los tomates todo el tiempo, pero de vez en cuando al hacerlo tiene sentido.

Sin Nocturna pesadillas



Los tomates son un miembro de la familia de las solanáceas pero sólo la planta de tomate es peligroso para los perros. Tomatina y solanina, ambos de los cuales se encuentran en la propia planta, son tóxicos para los caninos.

Cualquier parte de la planta puede ser perjudicial para ellos! Por esta razón, no deje que su perro come distinto del tomate nada. Esto podría tener implicaciones para el jardín en su patio y la forma de administrar la misma.

Al igual que con todos los alimentos de consumo humano, aprender tanto como sea posible antes de alimentar a su perro. Algunos alimentos son verdaderamente perjudiciales, incluso mortal, y la única manera de proteger a su mascota es con la investigación y las medidas preventivas.

Reacciones K9 a los tomates

Hay síntomas reveladores de la indigestión accidental de la planta de tomate real. Ellos pueden incluir malestar estomacal, vómitos, debilidad muscular, aumento del ritmo cardíaco, dificultad para respirar, salivación, dilatación de las pupilas y la falta de coordinación.

Esa es una lista de miedo, pero es probable que la cantidad comida tiene que ser significativo para dañar seriamente su perro. Consulte con un veterinario si está preocupado después de un incidente de tomate.

rojo & Maduro es el adecuado




La verdad es que todos los tomates contienen un grado de componentes potencialmente dañinos. Su mejor apuesta, si desea alimentar a su perro esta fantástica fruta, es darles una que es de color rojo oscuro de color.

Tales tomates maduros contienen una concentración de arrendador tomatina haciéndolos generalmente más seguras para los perros. Esos pequeños tomates verdes por lo general no están todavía maduros. El lema "Rojo, maduro, a la derecha" tiene sentido.

Conclusión sobre los tomates

Los tomates son seguros para los perros con moderación, pero sólo después de que han sido madurados. Sabe que la planta que incluye las vides, hojas y tallos son incluso fuera de los límites. Siempre cuestionar otros ingredientes, que van con los tomates, antes de alimentar a su perro mascota. Por ejemplo, Fido probablemente no debería estar comiendo cualquiera de su Pizza ya que puede complicar las cosas.

Artículos Relacionados